• Home
  • /
  • ¡Descubrí algunos sencillos trucos para cuidar de tu lavarropas y ampliar su vida útil!
¡Descubrí algunos sencillos trucos para cuidar de tu lavarropas y ampliar su vida útil!

Las lavarropas son un aliado de incalculable valor para la realización de nuestras tareas domésticas cotidianas. Este útil electrodoméstico garantiza que nuestra ropa tenga un aspecto y un olor maravillosos, ¡y además, nos permite ahorrar mucho tiempo que, sin nuestro lavarropas, nos hubiéramos visto obligados a dedicarnos al lavado a mano! Por lo tanto, es muy importante cuidar bien de este electrodoméstico para mantener su correcto funcionamiento durante años. ¡Seguí nuestros consejos de limpieza y mantenimiento para evitar averías y prolongar la vida útil de tu lavarropas!

Lee el manual de usuario

Nunca nos cansaremos de decirlo. Antes de usar un electrodoméstico, debes leer atentamente el manual de usuario. En él encontrarás las instrucciones sobre el uso correcto de tu producto. Seguir la guía de tu producto te ayudará a evitar daños futuros causados por un uso inadecuado. Si tenes un lavarropas Candy y  perdiste el manual de usuario, podes descargar una copia digital de la sección manuales desde aquí.

Revisa las mangueras

De vez en cuando, revisa las mangueras en busca de signos de desgaste. Esto garantizará que el agua fluya correctamente y evitará su desperdicio. Comproba que no presenten roturas, protuberancias, que estén lo suficientemente apretadas y que no haya fugas de agua.

Limpia el exterior y la puerta

Mantené siempre limpio el armazón exterior del lavarropas. Esta operación no lleva mucho tiempo: solo tenes que pasarle un paño húmedo. Lo mismo para el cristal de la puerta: límpialo regularmente con un paño húmedo y quedará como nuevo.

Mantené limpio el dispenser

El jabón que vertemos en el dispenser no siempre se usa por completo, y muchas veces los residuos permanecen incrustados en el cajón y se transforman en moho. Para limpiarlo de manera efectiva y eliminar las bacterias, podes extraer fácilmente el dispenser y luego ponerlo en remojo durante media hora en agua caliente. Para eliminar el moho de los rincones difíciles de alcanzar, podes usar un cepillo de dientes.

Cepilla el filtro

El filtro del lavarropas cumple la importante función de bloquear cualquier partícula pequeña que pueda quedar atrapada en la bomba. Por lo tanto, es muy importante inspeccionarlo y limpiarlo de la suciedad acumulada. Limpialo al menos una vez cada 6 meses con un cepillo de dientes para evitar un mal funcionamiento si queda bloqueado.

Lavado con la carga vacía

Una vez cada dos meses, hacé un lavado con la carga vacía a 60 °C. Servirá para limpiar el interior del tambor y las juntas. Añadí dos cucharadas de vinagre de alcohol para obtener un resultado perfecto.

¡No sobrecargues el lavarropas!

Sobrecargar el lavarropas podría desequilibrarlo y dañarlo. Si tenes muchas prendas que lavar, dividilas en varias pilas para lavarlas por separado. Sin embargo, cargar muy poco el lavarropas también puede causar problemas. Trata siempre de equilibrar tu lavado de acuerdo con la capacidad de tu lavarropas.

Retira la ropa lavada

Una vez terminado el ciclo, retira la ropa lavada inmediatamente, pásala a la secadora o tendela para que se seque. Dejar la ropa húmeda dentro del lavarropas podría favorecer la proliferación de moho y hongos. Recorda no cerrar la puerta inmediatamente después del lavado: dejá que el tambor se seque.

Usa la cantidad adecuada de jabón

Además de suponer un desperdicio de dinero, usar demasiado jabón dejará residuos en tu ropa y en el cajón. A la larga, esto podría causar la proliferación de bacterias y moho. Pero, ¿cuál es la cantidad adecuada para el ciclo de lavado elegido? Con nuestros lavarropas RapidÓ, ya no tendrás que hacerte esta pregunta y buscar la respuesta en todas partes. ¡Gracias a sus funciones de conectividad avanzadas, estos lavarropas conectados a la App Simply-Fi incluyen una increíble función que te sugiere el tipo y la cantidad de jabón adecuados para tu ciclo!

Seguí leyendo